Inteligencia artificial en el punto de venta

La Inteligencia Artificial (IA) en el punto de venta es una herramienta que está en constante crecimiento. Hoy en día, la IA ya cuenta con implementaciones como la analítica en el punto de venta o la experiencia de compra, sin embargo se espera que año con año vaya creciendo cada vez más y tome mucha más fuerza.

En la industria retail, la Inteligencia Artificial se ha implementado a través de distintos programas. Uno de ellos, el cual ya se utiliza con más frecuencia, es el uso de chatbots, los cuales te permiten automatizar respuestas para resolver quejas, dudas y/o sugerencias a cualquier usuario.

Los chatbots sirven para un servicio de pre y post-venta, además facilitan mucho la comunicación con el cliente, ya que pueden responden cualquier día a cualquier hora.

El siguiente paso dentro del punto de venta es la Inteligencia Artificial conversacional; es decir, podremos preguntarle a nuestro teléfono en qué lugar de la tienda se encuentran los pantalones negros que busqué anteriormente y éste nos guiará hasta que lleguemos a ellos.

La Inteligencia Artificial, mediante la analítica en el punto de venta, ya permite ofrecer una selección de productos personalizada de principio a fin del proceso de compra. Por ejemplo, Facebook y Google, los grandes de Internet, saben perfectamente quién eres, qué te gusta, qué lugares frecuentas, etc, por lo que pueden usar ese poder para ofrecerte los productos que más se adecuen a ti.

Lo que verdaderamente cambiará con la Inteligencia Artificial será la experiencia de compra. El big data permite que existan varios perfiles de usuario con gustos, inclinaciones, edad, etc. El objetivo de esta recopilación de datos es ofrecer el producto adecuado al cliente adecuado en el momento adecuado. Aunque supone un gran reto, seguramente llegará a pasar.

También te puede interesar: Importancia del UX en el punto de venta

Todo el desarrollo y la innovación de la Inteligencia Artificial tiene una meta final: el consumidor. Por más que pasen los años y por más que se desarrollen nuevas tecnologías, el cliente será lo más importante, sin embargo el retailer tendrá más y más herramientas para facilitar y agilizar sus ventas.

La experiencia de compra y el retorno de cliente son dos de los grandes motivos para apostar por la Inteligencia Artificial para Retail. Por otro lado, la automatización de servicios (atención al cliente, repartos, etc.) facilita al retailer las tareas logísticas y de ventas.

¿Hacía quién va dirigida la Inteligencia Artificial en retail?

Muchos de los jóvenes no confían en esta nueva herramienta, mientras que las personas mayores no la entienden. Sin embargo, estos dos factores se deben a que, tanto la gente joven como los mayores, aún no están familiarizados con esta nueva experiencia de compra. Los expertos creen que con el paso del tiempo, ambos grupos comenzarán a confiar cada vez más en esta tecnología, como ha pasado con muchos productos nuevos.

La Inteligencia Artificial en Retail tiene que basarse en la integración con el día a día del consumidor. Por eso mismo, tiene que adaptarse a su modo de vida y de adquisición de producto.

La clave en todo esto reside en la asistencia digital. Por ejemplo, en electrónica de consumo, alimentación, deportes y belleza, el consumidor se inclina más por la asistencia virtual. Por otra parte, en sectores como el del lujo, las finanzas, los juguetes y los videojuegos, el usuario no quiere asesoramiento.

Ante esto, uno de los puntos más relevantes sería utilizar Inteligencia Artificial en los sectores donde están menos acostumbrados a ella, para que poco a poco se acostumbren a sus bondades; además deberán seguir potenciándola en los que sí les gusta este tipo de asistencia para irla perfeccionando.

 

MP Marketing Group ®
Aviso de Privacidad