La Nueva Normalidad de bienes de Consumo

Nueva normalidad de Bienes de Consumo
por Enrique de Saracho
Director de Nuevos Negocios

En los últimos meses, hemos visto un cambio muy grande en la demanda y oferta de bienes de consumo en los Puntos de Venta. Los imprevistos cambios en las ventas han sido muy complicados de definir dados diferentes factores que han influido como compras de pánico, desabasto en tiendas, falta de flujo económico entre otras.

 

Se han observado cambios notables en los comportamientos de los compradores en todo el proceso de la compra, incluidos cambios en el comportamiento de comprador, del canal, como por ejemplo el alza en el uso de canales digitales para comprar, una preferencia por ofertas grandes, etc.

 

Los fabricantes y minoristas de bienes de consumo han reaccionado con una velocidad admirable haciendo ajustes a sus cadenas de suministro, capacidad de producción, prioridades de surtido y estrategias comerciales para alinearse mejor con los cambios en las prioridades y comportamientos de los clientes.

 

Dicho esto, las estrategias reactivas ante esta situación no serán suficientes para impulsar el éxito durante el próximo 2021 esto derivado de la probable persistencia y crecimiento de altas tasas de desempleo y de la restricción de eventos recreativos de actividades grupales como, por ejemplo, salir a comer, salir a comprar, organizar grandes reuniones, etc.

 

Estos puntos sugieren que la vida no volverá a ser como lo era antes de la pandemia en un corto plazo, si es que se llega en algún momento a alcanzar este objetivo. Es por ello que las empresas de consumo deberán de ser muy proactivas en la ofensiva, posicionándose para ganar en la “nueva normalidad” que se caracterizará por una recuperación económica, gradual y prolongada.

 

Para salir avante ante esta “nueva normalidad” con confianza y éxito, creemos que las organizaciones deben de seguir un proceso estructurado con cuatro pasos clave:

 

  1. Obtener una comprensión clara de los escenarios de crecimiento futuro para categorías y marcas clave.
  2. Cuantificar los cambios en las necesidades y comportamientos de los consumidores para identificar, dimensionar y priorizar las oportunidades clave de crecimiento.
  3. Activar con rapidez y precisión la ejecución en Punto de Venta para cumplir con las necesidades no satisfechas de los clientes, así como con los comportamientos emergentes derivados de la pandemia.
  4. Invertir en la construcción de medios de análisis e información que permitan tener de primera mano lo que ocurre con el comprador, el retail y su entorno.

 

 

Estos cuatro pasos, si bien no sencillos, serán de mucha utilidad para todas las marcas de consumo para esta nueva “guerra” de colocación y posicionamiento que se dará en los diferentes canales de distribución y puntos de venta, siendo así el más rápido y certero el que gane esta batalla ante esta “nueva normalidad”.

MP Marketing Group ®
Aviso de Privacidad