El Camino del Shopper

Una de las cosas más trascendentales

en retail es llevar al consumidor de la

mano hasta el Punto de Venta.

En la actualidad realizar una compra no está ligado solamente a cubrir una necesidad, las compras impulsivas se han traducido con la tecnología en compras meditadas al comparar en internet diversos artículos y servicios que cubren los requerimientos que el consumidor busca. Es por ello que la omnicanalidad se ha vuelto tan importante ya que estar presentes en todos los puntos de contacto da visibilidad a la marca hasta dirigir al usuario a la compra de nuestro producto. Esto ha llevado al desarrollo de diferentes técnicas de seguimiento como el inbound marketing que se centra en rastrear al shopper y seguir mostrando las ofertas de nuestro producto a través de un pixel o emailing, mantienen al usuario en el camino hasta cerrar la compra.

Actualmente un estudio revela que dependiendo del giro o servicio, el cliente puede tomar como referencia desde 5 hasta 11 fuentes a través de diversos dispositivos. Esto nos habla de un OminShopper que aprovecha todos los momentos que tiene disponibles para planear y encontrar lo servicios que busca. Estos micromomentos  (un viaje en autobús, la espera en un consultorio médico, o la espera en una fila de supermercado) son los espacios en los que debemos mantenernos insertos en su mente para que pueda tomar una decisión de compra.

Hacer de estos momentos una verdadera experiencia en la que él pueda sacar más provecho de su tiempo y dinero, así como un gran servicio a cliente son determinantes. El Customer Journey puede detonarse por una fecha especial, independientemente de la temporalidad, podría funcionar mejor lanzar una promoción de pizzas un domingo en el que nadie quiere cocinar, que un martes por la mañana. El conocimiento del target y sus hábitos de consumo nos ayudará a marcar el camino para desarrollar nuestra estrategia.

Debemos tomar en cuenta en qué etapa del camino se encuentra nuestro público meta:

TOFU (Top of the Funnel):Es la primer etapa es en la que requerimos de visibilidad y captar la atención del usuario que busca cubrir una necesidad, en esta estancia se generan contenidos para atraer al mayor número de interesados en un producto o servicio.

MOFU (Middle of the Funnel): En esta parte los usuarios encuentran opciones y evalúan las características de cada producto determinando cuál es el que puede resolver su necesidad.  Aquí hay  una cultivación de los leads (potenciales clientes) con más contenidos.
BOFU (Bottom of the Funnel): En esta etapa se toma la decisión de compra y se pasa de la investigación a la acción. En esta etapa sólo llegan los usuarios que están más  interesados en el producto o servicio.  Un motivador para realizar la compra como el fin de una promoción, o una fecha clave, puede ser determinante.

Lo más importante en nuestra estrategia, independientemente de los puntos de contacto será contar con un mensaje claro, saber que los usuarios  cuentan con  información clara y definida de nuestra marca y producto y saben en qué medios encontrarlo. Sobre todo que el producto tendrá disponibilidad al querer realizar la compra.

Realizar un mapa de cómo y por dónde queremos llevar a nuestro cliente nos ayudará a detectar fortalezas y debilidades en nuestro negocio.

¿Tenemos un buen producto pero un servicio deficiente en redes? ¿Los clientes se quejan de nuestro punto de venta pero nuestras promociones online son efectivas? Este tipo de situaciones pueden llevarnos a un mal desempeño si no tenemos cubiertas todas las etapas que pretendemos ofrecer.

Crea tu mapa y planea medios específicos para enviar tu mensaje. Toma en cuenta, fechas, investiga a tu target y mantenlo al tanto de lo que estás haciendo para captar su atención. Marca el camino y lo verás llegar hasta ti.

Facebook
Google+
Twitter
MP Marketing Group ®
Aviso de Privacidad