Fuera Plásticos

Se han prohibido las bolsas de un sólo uso  en la CDMX, La medida es parte de las reformas hechas a los artículos 3, 6 y 25 de la Ley de Residuos Sólidos.

Enero de 2020 ha llegado con muchos cambios, sobre todo en materia de sustentabilidad, la Ciudad de México ha prohibido el uso de plásticos de un sólo uso. Pero, ¿cómo ha impactado la medida a los consumidores y cuáles serán los cambios que tengan que realizar al llegar al Punto de Venta?

El enemigo

Desde hace tiempo que se viene gestando el movimiento contra uno de los enemigos del medio ambiente durante el Siglo XX, el plástico, este invento contaminante que nos había solucionado la vida en muchos aspectos; también la arruinó en otros, por que contrario al vidrio, la madera, y otros materiales;  no se puede degradar, lo que lo ha vuelto un problema ambiental; desde los microplásticos que están afectando a los peces en el océano,  consecuentemente llegando al consumo humano, hasta una isla de plástico en medio del Pacífico; nuestro consumo  ha llegado a niveles insospechados.
Botellas y bolsas de un sólo uso han sido los mayores problemas de este material y nuestra incapacidad para reciclarlo adecuadamente.

Una de las soluciones que se han propuesto los gobiernos globales ha sido dejar de consumir plásticos de un sólo uso, con esta medida está prohibido dar bolsas en los comercios hemos regresado a los años setentas (qué sabios eran nuestros abuelos) al llevar nuestras propias bolsas a la compra.
Quienes contamos con más de treinta años recordamos a nuestros abuelos y padres llevando el carrito del mandado a los tianguis o las bolsas que regalaban en los mercados como artículo promocional, cubetas para la leche y otros envases reutilizables como el garrafón de vidrio y los “cascos” de los refrescos que había que regresar a la tiendita.
¿En qué momento perdimos toda esa cultura y la sustituimos por el plástico?
Cuando pensamos que lo “práctico” era cool y nos volvimos parte de la cultura fast food de lo desechable.
Es por ello que regresar a estos viejos hábitos, se ha vuelto una moda y nos sentimos como regresando en el tiempo, justamente a los orígenes en los que importaba más el medio ambiente y una visión a largo plazo que solamente consumir. ¡Qué tarde lo entendimos!

La industria del retail

¿Cómo ha afectado esta problemática a la industria y a la manera de consumir?

Recordemos que una de las tendencias de las que hemos hablado para 2020 que están cambiando la forma de consumo, es la parte sustentable, el shopper actual está constantemente preocupado por cómo afectará  al medio ambiente su consumo y quiere ejercerlo de una manera responsable. Es por ello que la medida es gran oportunidad para las marcas que se unan a la tendencia verde, ya no sólo como una moda sino como un verdadero compromiso que haga dar un giro positivo al planeta.

Muchas marcas han aprovechado esto como una manera de llegar a sus clientes con todo tipo de estrategias como usar bolsas de tela reutilizables, dando cajas de papel, quitando los popotes de sus bebidas, haciendo playeras de pet, e inclusive tener centros de reciclaje que se intercambian por comida, iniciativa de Agencia Verde, un nuevo jugador que apoya a las marcas para crear impactos positivos por el planeta. Cada una de estas estrategias le ha otorgado al consumidor un sentido de trabajo en equipo y unión por el planeta.

Cada vez más los consumidores pedirán respuestas sustentables a las marcas, muchos han tenido que hacer malabares en los supermercados por falta de bolsas, pero esto lleva a que generen otras soluciones, lo importante de generar esta escasez es que surgirán respuestas creativas y diferentes para solucionarlo en el Punto de Venta, una excelente oportunidad para explotar la creatividad.

Nuevas generaciones

Pero veamos como lo han tomado las nuevas generaciones, ya que la medida ha sido adoptada en diversas ciudades alrededor del mundo,  los Tailandeses decidieron no quedarse atrás y encontrar  las formas más ingeniosas para transportar sus compras cuando van a la tienda o el supermercado, presumiendo en redes sociales la forma en que pueden innovar. Se ha vuelto un challenge viral en el que todos participan diciendo no a las bolsas plásticas de un sólo uso y haciendo un cambio por el planeta, demostrando que no es una medida más sino que es necesario reinventarla y añadirle un poco de humor para que tomemos conciencia.

Joven Tailandés con cono de tráfico para las compras. Fuente BuzzFeed

Jóvenes como Greta Thunberg  que alzan la voz por el medio ambiente, demuestran que los millennials y la gen Z están despiertos pero sobre todo conscientes sobre la problemática que estamos viviendo y lejos de aislarse, buscarán defender estos ideales de vida para coexistir en un modelo sostenible.

 

Llevando la compra en tendedero para ropa Fuente BuzzFeed

Ve una galería completa de cómo solucionaron este challenge Tailandés aquí

Lo que logramos

Finalmente, algo que es importante recordar es que no es “solo una bolsa” ya que este tipo de acciones demuestran que la unión hace la fuerza y están obligando a las industrias del plástico a cambiar sus medidas y generar nuevas estrategias para ser competitivas, así como a abrir más puertas al reciclaje no solo de botellas sino de otras problemáticas que hay en puerta como la industria de los teléfonos celulares, desechos electrónicos entre otros. Algunas de las cosas que estamos logrando con este cambio:

  • Generar conciencia.
  • Dejar el consumo acelerado de desechables.
  • Obligar a productores a crear nuevas estrategias.
  • Replantear el consumo masivo en todos los campos.
  • Inspirar a las nuevas generaciones a cuidar nuestro amado planeta.¿Cómo ha sido la implementación de la medida para ti? ¿Qué cambios has tenido que hacer? ¿Crees que valen la pena? Cuéntanos más, queremos saber de ti.

Cambio climático: el rol de las marcas para cuidar al medio ambiente

 

-El Cambio Climático también cambia la forma de hacer negocios.

-19 compañías con ingresos anuales combinados de más de 500.000 mdd crean iniciativa por el medio ambiente.

Recientemente se llevó a cabo la cumbre climática de la ONU en donde líderes mundiales se reunieron para hablar sobre los temas más relevantes sobre los cambios que ha sufrido el planeta durante los últimos años y las posibles soluciones que pueden tomarse para este fin.

De este evento, llama la atención la participación de Greta Thunberg una joven sueca que ha tomado acción por el cambio llamando a la huelga escolar por el planeta cada viernes y que finalmente ha  llegado a New York en un velero de alta velocidad; el Malizia II, construido para participar en carreras alrededor del mundo.

Todo ello para evitar los viajes en avión, ya que esto causa un gran impacto ambiental.
Greta, como parte de la generación Z, se ha dado cuenta del grave problema actual y con una exigencia sin precedentes ha declarado:

“Nuestros ecosistemas están colapsando, estamos en el comienzo de una extinción masiva. Estos números son muy incómodos y ustedes no son lo suficientemente maduros para ver la realidad”.
Estas palabras expresan el enojo de toda una generación por el consumo desmedido de recursos en pos de la maquinaria económica.

Manifestantes por el planeta.

Estudiantes por el planeta Via Getty Images

¿Escuchan las empresas?

Actualmente se busca que todos trabajemos en mayor o menor medida por nuestro planeta. Los ciudadanos aportando nuestro consumo responsable, marcas tomando medidas para ofrecer alternativas a productos que generan un impacto en el medio ambiente, creando procesos sustentables y los gobiernos con normativas que ayuden a regular las emisiones acelerando la transición a energías limpias y economía verde.

Es por ello que en un acuerdo, las compañías Danone, Kellogg’s Company, Mars y Nestlé, entre otras, lanzaron la iniciativa “One Planet Business for Biodiversity” durante la reciente cumbre de la ONU.

Algunos puntos importantes de esta iniciativa incluyen impulsar prácticas agrícolas regeneradoras, identificar acciones para eliminar la deforestación y proteger los ecosistemas naturales. Uno de los voceros de la iniciativa señala:

“Los clientes, especialmente los consumidores más jóvenes, exigen cada vez más que las empresas promuevan la sustentabilidad y aborden el cambio climático. Los consumidores de la generación Z cogen una caja del estante y le dan vuelta porque quieren mirar la letra pequeña” pues quieren saber más de qué es lo que están comprando, y el impacto que puede tener su consumo.

La generación Z es cada vez más transparente.


El shopper Verde
La época en la que el consumidor no tenía conocimiento sobre qué contenían los productos que compraba está quedando atrás. La compra ya no sólo se rige por los atributos del producto. Tiene que ver con con los valores de la empresa y si estos van acorde con la filosofía del shopper.
Las nuevas generaciones están atentas, más informadas y buscan hacer un cambio en el sistema, lo que en otras generaciones se llevaba a cabo a través de la rebeldía en esta se materializa como una conciencia de consumo, cambiando hábitos, obligando a líderes mundiales y empresas a voltear hacia sus procesos y tomar acciones a fondo para ofrecer productos y servicios que cumplan con estos estándares o de lo contrario podrían perder a su clientela.

Las empresas que logren adaptarse a estos cambios y tomen conciencia sobre la problemática actual podrán ganar terreno también con sus consumidores. Más allá de resaltar cualidades del producto, hace falta encontrar mejoras significativas en la cadena de producción  para beneficiar al medio ambiente, o al menos para no contaminarlo más.
La honestidad y transparencia en los procesos está ampliamente recompensada por los consumidores.

Evidentemente la tarea no es fácil, pero aún hay mucho por andar y ya hemos probado que el camino que tomamos de inicio no va a llevarnos a ningún lado. Tal y como lo afirmó el Secretario General de la ONU Antonio Guterres,
“Estamos en un agujero profundo con respecto al clima. Para salir, primero debemos dejar de cavar”.

MP Marketing Group ®
Aviso de Privacidad